Exea F.S. nos da su despedida

El Exea F.S. se atasca de nuevo y vuelve a caer.

No hubo efectividad de cara al gol.

El resultado no f¡reflejó las sensaciones de juego.

 

Volvían los de Agustín Martín a jugar en el pabellón de Ejea de los Caballeros recibiendo a Peña la Murga de Sabiñánigo, pero el resultado final no fue propicio. El Exea F.S. se atasca de nuevo.

El encuentro comenzó a ver variaciones en el marcador en el minuto 16 cuando Guille anotó el 1 – 0. Y en la que puede que fuera la primera ocasión clara para los oscenses, en el minuto 19, en una contra se anotó el empate en el electrónico. Los de las Cinco Villas habían generado bastante peligro en la portería contraria y se esperaba a la reanudación con confianza.

Nada más empezar la segunda parte, una pérdida de un jugador local propicia un dos contra el portero que significa el 1 – 2. El Exea F.S. seguiría creando ocasiones de gol que no materializaría pero no sería hasta el minuto 36 cuando Diego Laplaza en jugada personal anotaría el empate a 2. Y en el minuto siguiente una salida de Adolfo a un balón dividido provoca una mano y la decisión de la colegiada de expulsarlo. En el lanzamiento de falta se anota el 2 – 3. El Exea F.S. recuperaba pues el jugador tras recibir gol y se dispuso con juego de 5, siendo el periodo que mejor se ha desarrollado el juego con portero jugador; generando bastantes ocasiones de gol que no se pudieron materializar. Con los locales volcados, una contra visitante significa el 2 – 4 en el minuto 37. Chirón con el juego de 5 en el minuto 38 anotaba el 3 – 4. Se sucedieron ocasiones para empatar pero se erraron hasta en situaciones de bajo la portería pero unas veces el palo y otras el portero se encargaban de desbaratarlas.

Al final el encuentro acabó con una inesperada derrota ante un equipo muy conservador y que se llevó mucho premio. El Exea F.S. se atasca de nuevo.

Según el míster local Agustín Martín: «Las sensaciones de juego no se han visto reflejadas en el marcador». Y que se van a batir el cobre por corregir errores y recuperar la senda de la victoria.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *